Sobre nosotros

Adalberto, Miguel y Ricardo, amigos y amantes del fado, se unen para crear La Casa del Fado. Un homenaje al mayor embajador del alma portuguesa.